Los Efectos De La Meditación En El Cerebro Y La Vida Diaria

Los efectos de la Meditación en el cerebro y la vida diaria

Lejos de parecer una disciplina mística, atribuible sólo a unos “elegidos” con atuendos peculiares, rodeados de un aura de olores a inciensos, luces y mantras y mudras, está cada vez más demostrado que la meditación aporta múltiples y variados beneficios en nuestra vida diaria, que abarcan desde cambios estructurales a nivel cerebral 1 hasta cambios conductuales, que potencian la capacidad de resilencia, afrontamiento del stress, aumento de la capacidad de concentración y aprendizaje entre otros muchos beneficios.2

Diferentes equipos de investigación, tras seguimiento a grupos de personas voluntarias previamente sanas, que practicaron meditación diaria de 40 min durante un período de una a ocho semanas, evidenciaron en las pruebas complementarias de imagen, (tomografía computarizada de emisión de fotón único de DaTscan (SPECT), diferencia de volumen cerebral en regiones diferentes del cerebro.

  1. La corteza cingulada , implicado en la mente errante, y la auto relevancia.
  2. El hipocampo izquierdo, vinculado el aprendizaje, la cognición, la memoria y la regulación emocional.
  3. La unión temporo-parietal, que está asociada con la toma de perspectiva, la compasión y la empatía.
  4. La lóbulo frontal relacionada con la toma de decisiones, la creatividad, el aprendizaje, y la autoconciencia.3
  5. La amígdala, fue la única área que demostró disminución de su espesor, vinculada al mecanismo de lucha o huida, es importante para la ansiedad, el miedo y el estrés en general.

Asimismo estudios revelan cambios significativos en los transportadores de serotonina y dopamina, acetilcolina. Entre 5-8% en ambos, lo cual aumentaría la disponibilidad de los mismos a nivel cerebral y por lo tanto el aumento del bienestar emocional, estado de ánimo, autoeficacia.2 Por último, sabiendo que el tema daría para escribir capítulos enteros de libros, sólo mencionar cambios también en registro de electroencefalograma con predominancia de ondas mas lentas.3
El mantenimiento de esos cambios se sustenta también en la generación de nuevos circuitos neuronales lo cual favorecería un estado emocional diferente, un comportamiento o reacción diferentes a los desafíos y las experiencias de la vida diaria y por lo tanto un resultado diferente, y desde ese lugar, al interactuar con el entorno en el que estamos vinculados se generaran también cambios que van desde la forma de relacionarse con las personas, hasta con nosotros mismos, lo cual evidentemente influye en todas las áreas de nuestra vida diaria.

Pero la pregunta que surge es ¿Qué es meditar?, ¿Qué es visualización?, ¿Qué es Mindfullness?
Sin duda la difusión de todas estas técnicas, que a diferencia de lo que inicialmente pueda parecer no es una mera moda, ha favorecido tanto su conocimiento y su aplicación como también la banalización, y la confusión, en algunos casos fruto del desconocimiento.

Como dije al principio meditar no es sólo sentarse de un forma especial, con un ambiente especialmente preparado de olores, luces etc., ambas cosas muy recomendables pero no imprescindibles. Se trata de encontrar un espacio interior y exterior de silencio e introspección donde simplemente dirigiendo la atención a la respiración, a como el aire entra y sale de nuestro cuerpo a través de las fosas nasales, a observar “ desde dentro” nuestro cuerpo, sin juzgar, sin pretender controlar, ni interpretar nada de lo que sucede, sentimos de forma paulatina y progresiva como desde ese estado de relajación nos integramos en el momento presente, que en definitiva es desde donde se producen de forma real y potencial todos los cambios.

Desde esa “Mente plena”… Visualizar, implica como su palabra lo dice focalizar la atención desde ese estado de relajación en una imagen, a la que se pueden sumar detalles más quinestésicos como olores, sonidos… que transmitan una intención, un objetivo, hacia el que nos queremos dirigir y que representará el mensaje, con las “instrucciones “ que queremos transmitir a nuestra mente para que se alinee con nuestra fisiología y como consecuencia con nuestras acciones y nuestro entorno, y desde esa instancia experimentar también cambios, lo mas importante: en nosotros mismos.

“Siempre hay algo que se puede hacer”

Te recomiendo que experimentes al menos 5-10 minutos diarios de meditación, como se mencionó mas arriba, que irás aumentando progresivamente, y verás los resultados…
No te fuerces, si no sale un día, si vienen los pensamientos de lo que tienes que hacer, o que dejaste de hacer, o que te duele lo que sea… No los sigas, los dejas pasar y sigues, sin juicios, sin culpas, y tu cuerpo aprenderá a sentirse bien y cómodo en ese estado te lo hará saber.

En otros posts te proporcionaré mas herramientas y técnicas para que hagas de la meditación un hábito que disfrutes y que desees mantener.

Seguimos adelante…

1Meditation experience is associated with increased cortical thickness
Sara W. Lazar,a Catherine E. Kerr,b Rachel H. Wasserman,a,b Jeremy R. Gray,c Douglas N. Greve,d Michael T. Treadway,a Metta McGarvey,e Brian T. Quinn,d Jeffery A. Dusek,f,g Herbert Benson,f,g Scott L. Rauch,a Christopher I. Moore,h,i and Bruce Fischld,j
Neuroreport. 2005 Nov 28; 16(17): 1893–1897.
2Andrew B. Newberg, Nancy Wintering, David B. Yaden, Li Zhong, Brendan Bowen, Noah Averick, Daniel A. Monti. Effect of a one-week spiritual retreat on dopamine and serotonin transporter binding: a preliminary study. Religion, Brain & Behavior, 2017; 1 DOI: 10.1080/2153599X.2016.1267035
3You are the Placebo-Making your Mind Matter. Dispenza J.
E-ISBN 978-84-9944-724-7 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *